Mecate Studio
+52 5569910263

Hotel Diseño

Mobiliario

Diseño industrial2016

Cumiyá es una palabra en wixárika, la lengua de los huicholes, que significa sueño, pero en un sentido de viaje interior. La intención de esta intervención es crear un espacio que propicie un sueño, un viaje interior, convertir la estancia en una experiencia única, a modo de un ritual sagrado, para lo cual se propone un recorrido por 4 diferentes estadías en la habitación, en las que el diseño genera distintas atmósferas, temporalidades y lenguaje.

1. HAYÁ (Entrada)
La segunda estadía se enfoca en la purificación. Este espacio te introducirá en una atmósfera que evoca la calma y lucha contra el desasosiego de la vida contemporánea, destinado a intensificar las sensaciones olfativas y crear un vínculo entre el olor y la memoria.

2. HAIUNARI (Ojo de agua en la tierra del peyote)
La segunda estadía se enfoca en la purificación. Entrarás en contacto con Tamatzi (diosa del agua), que dota al hombre de una fuerza regeneradora y produce a su vez una profunda sensación de serenidad. En este proceso de purificación serás acompañado del PEEK (perro xoloitzcuintle), considerado el dios de la duplicidad, guardián y guía nocturna), un aliado trascendental que te cuidará durante el momento introspectivo de sensaciones corpóreas. Este espacio te introducirá en una atmósfera que evoca la calma y lucha contra el desasosiego de la vida contemporánea, destinado a intensificar las sensaciones olfativas y crear un vínculo entre el olor y la memoria.

3. TACUÁ (Afuera)
En esta tercera fase o estadía deberás conectarte con el keirak (toda la comunidad, todo el mundo), es un espacio donde podrás percibir la relación entre el cielo, lo divino, la tierra y lo mortal, “la cuaternidad”. Espacio destinado a la conversación donde acompañado del XICALLI (vasija de líquido sagrado) podrás estar largo tiempo hasta llegar a la reflexión.

4. HIYÁ (Dormir)
Ultima estadía, es hora de caminar por los desiertos del Cumiyá, en este paraje el tiempo transcurre de manera diferente, en el puedes encontrar los mayores deseos y enfrentar tus peores miedos, en esta travesía no estarás solo, KAUYUMARI ( Venado, máxima deidad y guía) te mostrará los senderos que debes transitar y te guiará para que durante todo este viaje no te pierdas y regreses renovado, transformado.

NANATIHECIARE (Amanecer)
El ciclo culmina para dar pie a uno nuevo.